Alaphilippe voló para pulverizar el tiempo de un gran Contador

Después de la jornada tranquila de ayer en la que Sam Bennett sorprendió a los sprinters de primera línea, la cronoescalada al Mont Brouilly prometía batalla y cambios en la general. Y los hubo, el francés del Quick-Step Julian Alaphilippe voló para pulverizar el tiempo de un gran Contador y vestirse de amarillo.

Seguir leyendo